fundadora1

María Emilia Riquelme y Zayas, fundadora, nació en Granada (España) el día 5 de agosto de 1847. Hija de padres cristianos, de noble estirpe que la educan en la fe y en el amor a Dios

Mujer que sabe remontarse por encima de todas las cosas y lanzarse a la búsqueda de los valores definitivos que llenan la sed de plenitud que hay en el corazón del hombre.

Es mujer contemplativa y apostólica, vive la experiencia de la identificación con Cristo en el Misterio de la Eucaristía. A esta identificación con Jesús Eucaristía se une el singular amor a María y el espíritu misionero, que le impulsa a llevar la Buena Nueva a todos los hombres, hasta los últimos confines de la tierra.

María Emilia, dócil al impulso del Espíritu, inicia en la Iglesia una andadura: las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada que han recogido la antorcha viva de manos de la Fundadora y están dispuestas a seguir manteniendo en la Iglesia los mismos ideales. Son ya más de cien años evangelizando desde la Eucaristía, adorando a Jesús y siendo entrega para los hermanos, al calor de María Inmaculada.

 

maria