Jesús mio y Dios mio, aquí estoy

Era un sábado por la mañana. Había decidido, cosa inusual en mí, hacer una larga caminata por el Paseo Marítimo, pero pensé en ponerle un destino, y ese destino no era otro que la Capilla del Centro de Adoración Perpetua en la Calatrava. Allí estaría unos 15 minutos con el Santísimo y de vuelta a casa por la misma ruta, deshaciendo lo ya andado.
Tardé exactamente una hora desde mi casa hasta la Capilla, y cuando llegué eran las 8’55 ...

Continuar Leyendo →
0